© COPYRIGHT

DE ACUERDO AL DECRETO 1.122 DE 1970, TODAS LAS FOTOGRAFÍAS, TEXTOS Y MATERIAL ANEXO DE ESTA OBRA; TOMADA DEL ORIGINAL CREADO, PRODUCIDO Y EDITADO POR EDICIONES MULTIMODEL, ESTAN PROTEGIDAS POR LA LEY RESPECTIVA.

LOS CDs U OTRO SOPORTE QUE ACOMPAÑAN LAS EDICIONES IMPRESAS, SE RIGEN BAJO EL MISMO TENOR, ENTENDIÉNDOSE QUE ES DE USO PRIVADO DEL ADQUIRIENTE.

LA EDICIÓN, DUPLICACIÓN O USO FUERA DE SU CONTEXTO, POR CUALQUIER MEDIO, DEBERÁ SER EXPRESAMENTE SOLICITADA A LA EDITORIAL AL MAIL:

edicionesmultimodel@gmail.com

miércoles, enero 16, 2013

¿ HISTORIA CRÍTICA o COMPLACIENTE ?

 

El ejercicio de escribir hechos históricos, además de la investigación documental e iconográfica, conlleva la responsabilidad de exponer los distintos momentos con la mayor certeza posible o, en el peor de los casos, elaborar una hipótesis sostenible, aunque no descartable, si se accede a información que lo amerite.

En el área específica de la Historia Aeronáutica Militar, el principal obstáculo contemporáneo, radica en la competencia con la seguridad nacional; por ende muchas veces sólo se puede describir él o los eventos de manera superficial y con imágenes que no faciliten el riesgo de esa seguridad (responsabilidad de todo el país - al menos en el bien entendido de que uno se considera parte de ese país).

Mas cuando se trata de rescatar y reconstruir el pasado, por muy cercano que se encuentre, la visión cambia. Comenzamos la etapa de la Historia propiamente tal, de los hechos positivos y negativos que determinaron uno u otro resultado. 
De aquí se desprende el título de esta Editorial; ¿ Crítica o Complacencia ?

Establezcamos que CRÍTICA, en su más pura y simple definición, es la capacidad de discernir; esto es asignarle a la razón una posición, como es en la vida real absoluta, otra cosa sería tergiversar hechos y ello es parte de otro tema.
No ejercer esa visión crítica, es no mostrar las cosas como fueron, de la mejor forma; o sea revisar las opiniones, escritos y decisiones de los protagonistas y sus detractores. Así se logra rescatar el espíritu que guió a esos protagonistas a gestar, ordenar y concretar acciones, buenas o malas, pero no condenarlos por ello, ya que el análisis indica que siempre creyeron estar haciendo lo mejor para su país, o es lo que se espera de quienes reciben la responsabilidad de Mando o Administración.

Las conspiraciones SÍ existen, otra cosa es que TODO sea una conspiración. Por ende, en cada momento de la Historia, sobre todo cuando se producen los grandes cambios, hay corrientes conspirativas actuando, ya sea a voluntad o por ignorancia - que antítesis, pero que cierto -
Ahora posicionando el concepto conspirativo a su justa medida, sin paranoias ni exageraciones, vemos cómo gran parte de nuestra Historia es el resultado de acuerdos, los avances y concresiones también; contrario sensu, los desacuerdos y análisis puntillosos de forma, las avaricias personales o las deudas partidarias, solo producen estancamiento o retroceso.

Volviendo sobre el tema Aeronáutico Militar, observamos que la gestación, desarrollo y concresión de la Fuerza Aérea Nacional, en 1930, tuvo mucho de acuerdos, conspiraciones, pero más de estudios y capacidades intelectuales sobresalientes, además de voluntades férreas, aunque adecuadamente flexibles.
La fase posterior o de consolidación, no estuvo exenta de esos conceptos, máxime cuando fue en el peor momento para la Historia Mundial.
Así la FAN, luego FACH avanzó a su consolidación, mientras el mundo avanzaba al mayor enfrentamiento conocido, donde chocarían las ideologías internacionalistas con los nacionalismos a ultranza. Chile no estaba exento de su influencia, es más, en esta apartada Nación americana, se habían gestado ideas similares mucho antes que las que finalmente se enfrentaron en Europa. Tema de discusión pendiente.
Con todo en contra, dentro del país y fuera de él, la Fuerza Aérea sorteó todos los obstáculos, con más habilidad y disciplina, que con medios.
Cual "Espada de Damocles", la disolución institucional siempre estuvo presente, desde antes de su creación(1920), hasta un medianamente cercano 1978. Las razones argumentadas fueron diversas, los "interesados" detrás de las conspiraciones formales, los mismos.

Sin más dilación llegamos a la segunda idea de nuestro título: COMPLACENCIA y observamos como diversas "Historias" oficiales tienden a ese concepto, a exultar hasta el cansancio a determinados protagonistas - sin que ello signifique que no lo merezcan -, pero dejan fuera a demasiados, despreocupando además el "leit motiv" de la Aviación Militar: LOS AVIONES.

Sin entrar en comparaciones, salvo un par, el resto de las "Historias" son complacientes, muchas de ellas un "copiar y pegar". No se puede justificar en falta de medios ni de tiempo, menos de apoyo.

Finalmente, así como se nos exige en cada momento hacernos cargo de nuestros actos, en tiempo presente inmediato (valga la redundancia); ¿ por qué no se debería hacer lo mismo con quienes habían asumido mayores responsabilidades en el pasado ? , ¿ es necesaria la "protección" a la Historia y sus protagonistas? , a ésta última interrogante, este Autor cree que no.
Así es que la respuesta al título es: mejor CRÍTICA que COMPLACIENTE.


Sergio Hermann
Autor - Editor

No hay comentarios:

Seguidores